viernes, 18 de enero de 2008

No matarás...


La Providencia es causa de que, algunas veces,
el mismo hombre reaparezca en siglos diferentes.
BALZAC, Cartas.


No matarás…

Todos los días repetía la misma rutina. Se levantaba al amanecer, se lavaba con pulcritud excesiva el cuerpo, los dientes. Se tomaba el tiempo suficiente para que la ropa quedara perfecta, sin la mínima arruga; las botas lustradas, de manera que podía verse en el reflejo de ese brillo. Las uñas recortadas y prolijas. La pose altiva y la mirada fuerte, penetrante.
Lo habían entrenado para convertirlo en eso que era, alguien en quién él no se detenía mucho a pensar. Un autómata frío y despiadado. Pero algo había cambiado, y eso lo desestabilizaba.
A las siete en punto lo pasaban a buscar. Entraba a la sala vetusta y sombría, con un nudo en el estómago, y la sensación de una mano gigante que le aplastaba el pecho hasta dejarlo sin aire. Muchas de esas veces tuvo que boquear como un pez fuera del agua, tratando de disimular frente a los demás para que no percibieran su flaqueza. Antes morir, pensó. El fracaso era para los débiles, y ese lujo no se lo podía permitir.
Esa extraña opresión se iba agudizando con el correr de los días, hasta hacerle perder de a poco el deseo. Ese deseo animal que lo mantenía entero frente a su presa; frío, sin que nada lo conmoviera. Ese era su oficio.

Se dirigió hasta el cubil dónde estaba. Ella también sintió su presencia y sonrió de esa rara manera que no se podía definir, mezcla de alegría y tristeza, de dolor y gozo, de amor y odio.
Él vio su ropa sucia y desgarrada. La palidez de la piel. Sus pies descalzos, sin yemas. Sintió una punzada en el pecho, un abismo en el cual deseó caer. Para no hacer lo que debía hacer.
Se acercó despacio. Ella olfateó su olor a loción para después de afeitar y se estremeció. Él le tomó las manos y sus piernas flaquearon. Una tímida sonrisa le dibujó la cara redonda de luna llena. La besó con suavidad en los labios y acarició su pelo. Apretó fuertemente los dientes, hasta sentir dolor. Gatilló.
Ella, lo último que sintió fue el frío del acero en la frente.
Él, que empezaba a vivir su propia muerte.

59 comentarios:

Georgie dijo...

Clau,
Muy bueno!
Te soy sincero, lo leí hoy temprano, pero no entendía el final. No sabía si la mataba, o se mataba. Lo releí. Y entendí que no se puede ir contra la naturaleza. Si su espíritu era ser asesino, lo iba a ser siempre. Aún a costa de tragarse un sapo, de vez en cuando, y dudar, y tener que buscar aire.
A mí también, a veces me cuesta postear. Pero uno lo lleva adentro, y tarde o temprano, algo sale. Y a veces, mejor de lo que uno espera. Es "nuestra" naturaleza. Y no podemos ir en su contra.
La historia es dura, y es negra. Pero la contaste bárbaro. Me gustó mucho.

Un besazo.

©Claudia Isabel dijo...

Si Georgie, es una historia dura, terrible y real. Son las historias que quiero contar en este blog, las historias que todos odiamos...
Que bueno que te guste...sabemos que el represor solo sabe matar, destruir, y si, no puede ir contra su naturaleza...

Besos.

Verbo... dijo...

A veces mi marido es así, todo un militar, autómata, frio, sin sentido o sin sentimientos, asi lo entrenaron, todo un militar, para el No feel.

No sé, creo que a veces Yo soy su única gotita de sentimientos.

Un beso,

M.

©Claudia Isabel dijo...

Y cómo no ser dulce con vos amiga?
hasta el más duro, es arcilla cuando se enamora!
Besos

Verbo... dijo...

Te quiero tanto !!!!

Un beso,

M.

©Claudia Isabel dijo...

Yo también amiga!!!
Abrazos!!!

El rincon de mi niñez dijo...

Claudia..''que historia!!solo tres palabras y escribiste un texto espectacular...como siempre.
besos

©Claudia Isabel dijo...

Marisa, gracias amiga por estar y leer!!!
Te mando un abrazo.

mi despertar dijo...

La rutina en la vida a veces es buena, a veces es mala depende como es la rutina....
besos compinches

©Claudia Isabel dijo...

Mucha, linda...para muchos matar es una rutina, no?
Besos compinches

Siluz dijo...

Muy bueno, Claudia. Bien definidos los personajes y en tan pocas palabras. Un final impactante.

©Claudia Isabel dijo...

Luz, que bueno que me visites amiga! gracias.
Besos

Nadie dijo...

Llegué a tu blog a través de Georgie. Me encantó el relato.

©Claudia Isabel dijo...

Nadie, gracias por pasar, bienvenida!!!
Besos.

Franco Tirador dijo...

No tengo idea de como llegué hasta tu blog, pero me alegra haber llegado.
excelente.
besos.

©Claudia Isabel dijo...

Gracias, a mi también me alegra que hayas llegado... bienvenido!!!
Besos

Carlos dijo...

...MORIR BESANDO?

JA! debe ser placentero!!

;)


Buena semana Claudia Isabel...

©Claudia Isabel dijo...

Y perverso!
Gracias Carlos. Buena semana para vos también.

Catalina Zentner dijo...

Claudia Isabel, este relato es sensacional. Sacude ese final, logradísimo.
Un abrazo,
Catalina

©Claudia Isabel dijo...

Catalina, que bueno que te guste!
Besos

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Estupendo como siempre...

©Claudia Isabel dijo...

M. Angeles, gracias amiga...un lujo viniendo de vos.
Besos

La dama de vidrio dijo...

Es cierto. La vida es un cuento.
También es una imitación de la mala televisión dice Woody Allen.

©Claudia Isabel dijo...

Dama de vidrio, puede que sea cierto, es más! si los dice él que imita de la tv lo peor...
Bienvenida a mi blog

Saludo dietético dijo...

Final inesperado!, estremecedor... la alienacion nos hace perder el verdadero deseo para crearnos una que no nos es propio, lamentablemente eso hace que empesemos a vivir un instante antes de nustra muerte...
Lo lei y relei porque me atrapo!!!
Besos

©Claudia Isabel dijo...

Que bueno que te haya atrapado!
Te dejo un beso.

Rodolfo N dijo...

Que tremendo....
Muy profundo este relato.
Besos

©Claudia Isabel dijo...

Rodolfo, poeta!
Si amigo, asi es...
Besos

Warren Lee dijo...

La vida real, lamentablemente, en todo el orbe. Sucede en todas partes y a cada segundo, minuto, hora, Claudia... Por acá, en mi país, últimamente se esta haciendo costumbre el escuchar a diario una noticia o varias, relacionadas con... con esto. Sicarios, asesinos a sueldo, eliminando desde a grandes competidores hasta a grandes pequeños consumidores, consumidoras. Poniendo “orden”.
Tiene una narración intensa tu historia; la vas descubriendo de una manera... la vas descubriendo con talento, Isabel. Es claro que hay tanta gente, y es extraño, metida en cada lío y cada estilo de vida oscura, y por dentro tienen algo, algo bueno, es extraño pero... así es la vida últimamente, y así lo ha sido. Claroscura, en diferentes tonos, matices e intensidades
Saludos, Amiga Claudia.

©Claudia Isabel dijo...

Warren, así es, asi esta el mundo, aquí, allá, en todas partes.
Gracias por leer amigo.
Un abrazo

Mónica...Cine Cuentos. dijo...

Qué historia!!! Muy buena... me impactó.

Muy buena descripción de imágenes, que te ubica en el lugar.

Bsss. Nos vemos.

©Claudia Isabel dijo...

Mónica, gracias por pasar. Te dejo un beso.

De Lirium soy dijo...

Lo prometí, pasé, y sinceramente estremecedor tu escrito, sobre todo porque hay tantos seres así, demasiados no?. Además, lleno de acciones pequeñas, de sensaciones, muy bueno. Me alegro haberte visitado aquí, aunque me llevo un saborcillo...

©Claudia Isabel dijo...

de lirium, ese es el punto, hay demasiados. Parece que matar es un oficio más...Me alegra tu visita.
Besos

WILHEMINA QUEEN dijo...

Me encantó!
te felicito!
el cuento es uno de mis géneros predilectos de lectura.

Difícil por su brevedad lo que resulta todo un arte.

felicitaciones!!!!!!!!!!

©Claudia Isabel dijo...

Vero, gracias por pasar y leerme.
Besos.

Dédalus dijo...

Primero he visto a un hombre presa de su angustia, que a duras penas ha sobrevivido a la programación que de él han realizado, para que funcione como un autómata. Pero algo dentro ha fallado, porque siente y eso le deja sin aire...
Luego he visto a ese mismo hombre, desempeñando un ritual de muerte, incapaz de yacer junto a la persona que se le entrega. Tan incapaz... que la asesina. Veo a ese hombre alienado y presiento que terminará siendo él mismo quien se destruya, poniendo un día el frío acero, esta vez en su propia frente.

Besos, Claudia.
Me gustó tu cuento.

©Claudia Isabel dijo...

Dedalus, excelente interpretación de mi cuento!!!
Gracias por pasar.
Un abrazo

nélida dijo...

Me encantó!! Fuerte!!
Te dejo un besaso amiga!!

©Claudia Isabel dijo...

Nélida, otro beso para vos.

Ricardo J. Román dijo...

Hola Claudia. Es mi primera visita, pero debo decirte que tienes muy buena técnica de escritura. Me gusta mucho.

Un besote.

Te sigo leyendo.

©Claudia Isabel dijo...

Ricardo, bienvenido a mi blog!!!
Gracias por tu visita y tus palabras. Te espero por aca cuando gustes.
Un beso

LuLLy, reflexiones al desnudo dijo...

Desde mi blog: Reflexiones al desnudo
Pensé que al final pasaría algo sensual pero fue un final agrio.

Bonito sumergirme en tu relato.

Besitos amistosos desde Colombia!

©Claudia Isabel dijo...

Lully, sí, el final es trágico y forma parte de una realidad del pasado...
Bienvenida!!!
Un abrazo

Omar Cruz dijo...

Your blog is really good , you have interesting information , is really good written. Congratulation!!!. Do you want to see something more? Read it...Zeta Group, Great investment opportunity in Costa Rica: jaco bay. Visit us for more info at: http://www.zetaonline.com.

Corazón Coraza dijo...

O.o....!! Que bueno poder conoer tu blog a través de tu paso por el míoo!! Arianaaa!! Que me dejaste con la boca abierta con semejante relatoo!! Muy buenoo!! hee??...

Y sigamos "Demoliendo Hoteles" Querida "Hija de la Lágrima"...jeje....
BESOTESS ENORMESS Y UN GRAN ABRAZO!! :))

©Claudia Isabel dijo...

Corazón, me alegra que te guste, y sí! seguiré demoliendo hoteles....
Un besote y abrazo.

Luna De Abril dijo...

:)) Y también endulzándonos los oídos con la incomparable y espectacularr voz de JAnis!!! ;)

No la había escuchado la vez anterior que me pasé!! :S ... jeje!!

UN FUERTE ABRAZOO!! :))

©Claudia Isabel dijo...

Luna de abril, que bueno!!!
Otro abrazo enorme para vos!!!

Mariel Ramírez Barrios dijo...

Ay hermana.Acabo de colgar un post que habla casi de lo mismo...sólo que la muerte es diferente.
te juro que me mató.
Increíble tu maestría para narrar.
Increíble la historia.
reverencia.

©Claudia Isabel dijo...

Gracias negri, estos temas son mi debilidad...hoy voy a colgar otro sobre lo mismo, pero otra historia, más cruel todavía...voy a leer el tuyo.
Un abrazo enorme

Warren Lee dijo...

Saludos, estimada amiga Claudia. Paso de visita y saludo cordial.
Ah, bueno, sí, gracias por leernos a Hannibal y a mí. Por tu comentario que es bien valorado. Me pidió, Hannibal, una respuesta a su soneto Días grises y... bien, traté de enviarle un "empujón"...
Cálido muy cálido saludo te dejo...

©Claudia Isabel dijo...

Warren, gracias amigo por tu visita, y muy lindo lo que le respondiste a Hannibal.
Otro cálido saludo para vos.

azpeitia dijo...

El acto sádico perfecto, la parsimonia que alarga el placer del acto criminal...todo en uno....muy bueno...un beso...azpeitia

©Claudia Isabel dijo...

Otro beso para vos...Gracias!

Gabriel dijo...

El hijo de puta ya estaba muerto.
Su sola intención acabó con su vida antes de disparar.
Disculpame, esto me revuelve las tripas.
Un abrazo.

Gabriel

©Claudia Isabel dijo...

Gabriel, esa es la idea...la reacción, para que no ocurra nunca más, para no permitir que nos vuelvan a joder...

Carlos Paredes Leví dijo...

El impecable verdugo y la sucia víctima. Aún hoy, los supervivientes son quienes arrastran la culpa y la vergüenza, además de ser cementerios vivientes para los muertes sin sepultura. Pero hay algo que los criminales no pudieron borrar: los nombres.
Saludos, Maestra.

©Claudia Isabel dijo...

Carlos, es cierto...de alguna manera los muertos hablan y cuentan la historia...
Muchas gracias por leerme...lo de maestra me queda grande, pero me estimula.
Un abrazo

Un diamante negro